La imitación de Cristo. Tomas de KEMPIS

Entrega de originales Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER
"La imitación de Cristo (y menosprecio del mundo)"
Tomas de KEMPIS

La imitación de Cristo. Tomas de KEMPIS

Coleccción ANAQUEL DE PENSAMIENTO, nº9
Ilustraciones a color de Jesús María Navas
Prólogo de Alicia Arés
118 páginas • I.S.B.N: 978-84-947160-0-3 • 15€



La imitación de Cristo es la obra de espiritualidad más leída por los cristianos, después de la Biblia, en la que se exhorta al hombre a elegir entre dos mundos: el de la naturaleza y el de la gracia, siempre tomando a Jesucristo como modelo.

Su título viene dado por las palabras de Jesús: El que me sigue no anda en tinieblas; mas tendrá lumbre de vida, y constituye la obra cumbre de las ascética cristiana; que originalmente (siglo xv) apareció como reacción contra los excesos del racionalismo escolástico.

Cuadernos del Laberinto ha querido editar esta joya del pensamiento que tras seis siglos conserva intacto su mensaje.

El autor: TOMÁS DE KEMPIS
Tomas de KEMPIS

Tomás de Kempis C.R.S.A. (Kempen, 1380 - Zwolle, 30 de agosto de 1471) fue un canónigo agustino del siglo XV, autor de La Imitación de Cristo, una de las obras de devoción cristiana más conocida desde entonces, redactada para la vida espiritual de los monjes y frailes, que ha tenido una amplia difusión entre los miembros de la Iglesia católica; algunos importantes autores de espiritualidad cristiana le han dado gran relieve, como Teresa de Lisieux, Bossuet y Juan Bosco, entre otros. Si bien la autoría de esta obra fue ampliamente contestada por autores posteriores, en la actualidad se tiene como histórica su atribución a Tomás de Kempis, para algunos inspirado en las obras del místico flamenco Jan van Ruysbroeck (beato Rusbroquio, muerto en 1381).


El ilustrador: Jesús María Navas Sáez
Jesús María Navas Sáez

Cebreros (Ávila), 1928.
Prestigioso pintor e ilustrador. Su obra se basa en una observancia serena y reposada del natural, en consonancia con una predisposición artística en la que destaca el estilo figurativo con incursiones impresionistas, y destacando su capacidad para captar la luz en sus distintos estados.
Ha desarrollado una intensa labor como ilustrador, cartelista y pintor, repartiendo su actividad entre Ávila y Madrid.
Ha colaborado en medios como el Diario de Ávila, “Almena”, “Savia Nueva” “La Ballena Alegre”, “Bazar” o "ABC", entre otros.
Realizó los murales “Rutas Turísticas” para el pabellón de Ávila en la Feria del Campo (Madrid). Entre los años 1956 y 1963 dibuja sin interrupción los Carteles de Fiestas de Santa Teresa, así como los de la Semana Santa abulense.
Ha sido ilustrados de editoriales como Doncel o Susaeta. Destaca su trabajo en la edición de un Quijote monumental con 400 ilustraciones.
Hay obra suya en el Museo de Arte Contemporáneo de Zarzuela del Monte (Segovia).


Jesús María Navas: KEMPIS
Jesús María Navas: KEMPIS
Jesús María Navas: KEMPIS
Jesús María Navas: KEMPIS
Ilustraciones de Jesús María Navas que acompañan el texto clásico de Tomás de Kempis


Nota de la editora. Alicia Arés

La casa de todo editor —como de todo buen amante de los libros— debiera llamarse biblioteca en vez de hogar. En esta palabra se encuentra su dicha y su concepto de la vida. Ese es el espíritu con el que crecí y me educaron.

Mi padre, el poeta Luis García Arés, me enseñó desde niña a diferenciar los «Crisolines» de los «Joyas» y de las «Obras Eternas»; a estudiar cada mes los catálogos de librerías de viejo que llegaban desde toda la geografía española y, en el caso de encontrar alguno de nuestro interés, llamar inmediatamente para reservarlo. Aprendí el valor inestimable de una primera edición, sobre todo si está dedicada por el autor; y disfrutaba enormemente con el juego de «busca y captura» del preciado anaquel. Tanto para el padre como para la hija, había algunos tesoros que no podían escapar, como eran las ediciones de santa Teresa, de Gustavo Adolfo Bécquer o del Kempis. De este último mi padre tenía una gran colección en todos los idiomas inimaginables: latín y español (indudablemente), pero también en esperanto, vascuence, alemán, inglés, esloveno, francés, griego moderno, italiano, danés, polaco, portugués, ruso… Y por supuesto de todas las épocas, siendo el más valioso el editado por Ibarra en 1767.

Siempre que algún allegado viajaba a tierras remotas le encargábamos un Kempis en la lengua del país; y son muchas las menciones que merecen nuestros amigos por colaborar a aumentar la colección. En especial, gracias a Flore Puget y su familia por regalarnos el que perteneciese a su abuela (edición francesa de 1856), también a nuestro querido Jan Pawlowski que nos trajo dos de Polonia, a Vera Kukharava que nos consiguió un bello ejemplar en ruso, y un largo etcétera de agradecimientos que no para de crecer.

En el 2013, con motivo de mi boda con el escritor Carlos Augusto Casas, mi padre nos hizo uno de los regalos que más he apreciado en mi vida: la colección de Kempis. Desde entonces luce —como el tesoro que es— en mi despacho, y era cuestión de tiempo que deseásemos cerrar ese círculo perfecto: editar nuestro propio Kempis. Para ello hemos contado con las valiosas ilustraciones a color de Jesús María Navas, que siempre ha estado unido a Cuadernos del Laberinto por su amistad desde joven con mi padre, y que además fue quien ilustró dos de sus libros de poesía: Sonetos interiores (1987) y El Santo Rosario en sonetos (2003).

El camino del coleccionista continua, y la alegría de contribuir a difundir esta obra del pensamiento universal es una gran motivación para nosotros que, hoy, compartimos con todos los lectores.


© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com