Jesús Muñoz Morcillo

Síguenos en Facebook Síguenos en CONOCER AL AUTOR Síguenos en TWITTER Instagram de Cuadernos del Laberinto Youtube de Cuadernos del Laberinto

Jesús Muñoz Morcillo
Jesús Muñoz Morcillo: LO QUE SÓLO

(1977, Salamanca)
Es licenciado en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca y doctor en Teoría del Arte por la Staatliche Hochschule für Gestaltung (HfG) de Karlsruhe (Alemania), ciudad en la que reside actualmente. Publicó sus primeros poemas y ensayos en las revistas Papeles del Martes (Diputación de Salamanca) y Cuadernos del Matemático (Madrid). En 1999 fue premiado con un accésit en el III certamen de poesía joven para menores de 25 años «María Dolores Mañas» de la Fundación Cultural Maraya (Madrid) por el micropoemario ilustrado La estación prologada (Convivia Literaria, 2007). Ha publicado el poemario Noches sin sostén (Gyrophora, 2009) y la plaquette de poemas Pon tu dedo en mi llaga (El níspero azul, 2007). Durante su estancia en Alemania fundó la revista de creación Convivia Literaria (Karlsruhe, 2004-2008) en la que aparecieron también algunos de sus versos y ensayos. De su trabajo como investigador destacan sus publicaciones sobre tradición clásica, teoría del arte y écfrasis en diferentes revistas especializadas.

En 2016 sacó a la luz la primera monografía sobre el artista germano-estadounidense Stephan von Huene (transcript 2016). Ha traducido al alemán diversos poemas del poeta salmantino Aníbal Núñez, publicados en la plaquette Kleine Anthologie einer Autobioabbauba-rengraphie (Karlsruhe 2007) y en el poemario Autobioabbaubaregraphie (Karlsruhe 2008). También ha traducido al español poemas del poeta beat greco-alemán Vagelis Tsakiridis, y de poetas clásicos como Safo, Horacio, Arquíloco, Hiponacte o Tirteo entre otros.

En 2019 ha publicado el poemario "Lo que sólo fue unido" en Cuadernos del Laberinto.



II, 6

No se puede dormir bajo un cielo tan sucio.

Sacudamos primero las estrellas que acechan
detrás de las persianas de un olvido frustrado.

Hay demasiada luz esta noche de invierno,
muchos ruidos para que se realice
el monocromo sueño del bienaventurado
cuya desilusión llevamos dentro.

Un coche, por ejemplo, se ha alejado
subrayando su innecesaria sombra
de llanta y de cuarteto a la deriva.
Un coche nunca pasa solo: alguien
vela a la diestra del verbo
que hace que la luna no pare de moverse
con el rítmico rugir de la memoria.

© Editorial CUADERNOS DEL LABERINTO • C/ Padilla, 29, 2ºF. 28006 Madrid. España• Teléfono: (+34) 91 309 31 17 • email: editorial@cuadernosdelaberinto.com